Urriellu

Cumbre histórica en Macizo Central de Los Picos

Imagen del picu desde la base

El Picu Urriellu

BREVE HISTORIA DE SU ESCALADA

Tomás Lobeto y Adolfo García.

Esta montaña es una de las más emblemáticas de España, por su escalada en pared vertical de 550 metros en su cara oeste.

La primera escalada la realizaron Pedro Pidal y Gregorio Pérez De Maria, El Cainejo, el 5 de agosto de 1904. Actualmente la vía se conoce como vía Pidal-Cainejo.

El 8 de marzo de 1956 Angel Landa Bidarte y Pedro Udaondo consiguen coronar la cima en condiciones invernales por primera vez.

El 21 de agosto de 1962 se practicó la vía Rabada-Navarro, por Alberto Rabada y Ernesto Navarro, y es la primera abierta en la cara oeste del Urriellu.

El 8 de febrero de 1973, Miguel Angel Garcia Gallego (el murciano) y José Ángel Lucas en una cordada, y César Pérez de Tudela y Pedro Antonio Ortega (el ardilla) en otra, consiguieron la primera ascensión invernal por la cara oeste a través de la vía Rabada-Navarro.

El nombre de “Naranjo de Bulnes” se lo puso Guillermo Schulz en 1855, al editar el primer mapa topográfico y geológico de Asturias.

El refugio de Urriellu se construyó entre los años 1989 y 1990. Esta situado en la Vega de Urriellu, a los pies del picu. Para su construcción fue necesario el uso de un helicóptero del ejército, para transportar los materiales, y fue financiada por el Consejo Superior de Deportes y por el Principado de Asturias.

______________________

Artículo publicado en el Nº 166 de La Jueya, el 22 de enero de 2014

Pandébano

LECCIÓN EN PANDÉBANO
Gonzalo Barrena

El sábado 12 de octubre, día del Pilar, las campas de Pandébano aparecían despejadas de cielo y bien pobladas. Había tanto ganado como turistas, aprovechando todos la prórroga del verano que acompaña al mes.

Entre los invernales, un pastor de Bulnes llamaba a las cabras. Las invitaba con esa voz repetida que indica dónde está el hombre y dónde está la sal. Como estaban altas, el ganadero se prodigaba, y a mi, que tomaba un café en lo de Pipo, me tocaba en suerte contemplar una escena por la que muchos amantes de la montaña pagarían entrada. Es un privilegio en esta época de retirada cultural escuchar el timbre sonante de un cabraliego llamando al ganado, y que al poco empiecen a descolgarse de cuetos y jerras un recáu de cabras mantrinas, culalbas, arrobecadas…o salpicadas por ese jaspe de la peñe con el que se confunde desde hace miles de años la reciella bulnesa.

Un montañero que regresaba de Urriellu, por ignorancia, sonsañó al cabrero. Y haciendo un eco torpe y bruto provocó la sorpresa de los que asistíamos al evento y la indignación del ganadero, que lo amonestó. Apoyado en el palo como en una cátedra, el pastor comenzó a emitir desde lo bajeru de la mayada un conjunto de sentencias entre las que se oía “reíse de ún”, “tener vergüenza” y “vó allá”. El excursionista quizá joven, quizá urbano, quizá demasiado ufano por la cercanía del coche, encajó la lección y respondió con silencio, como aconsejaba la situación.

Refugio de Urriellu

Web del Refugio

Portada de la publicación Picos de Europa Macizo Central, J. M. Boada, 1935.

DATOS DE LA RUTA

  • Desde Pandébano, encima de Sotres, el camino hasta la base del picu no es difícil. Con calor, y debido a la pendiente, puede resultar un poco más costoso.
  • Duración: unas cuatro horas
  • En la vega de Urriellu, junto a la base del picu, se emplaza un refugio de montaña amplio y bien equipado.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar la comunicación. Entendemos que, si continúa navegando, está dando el consentimiento a su uso y acepta nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies