Los Lagos de Covadonga

 

HISTORIA DE UN PAISAJE


La geografía de Los Picos de Europa es el resultado de una prolongada herencia. Comenzó naciendo de los plegamientos hercinianos, hace cientos de millones de años, continuó con la orogenia alpina y el modelado glaciar, millones de años después y, con el karst, conformó la densa red de galerías y simas del subsuelo, desde hace miles de años.

En la superficie, los glaciares modelaron con una acción contundente el perfil que se percibe: valles en “U” o en artesa, llombas o morrenas, circos y cubetas como las que cosntituyen, por ejemplo, la periferia de los lagos Enol y Ercina. El monte Auseva, por cuyo seno discurre el río que vuelve a brotar bajo la cueva de Covadonga, es otra muestra de esa acción.

Posteriormente, y durante más de seis mil años, un pastoreo de origen neolítico constituído por cabras y ovejas principalmente irá configurando el paisaje de camperas, fresnos y majadas que define ahora este territorio. La toponimia, plagada de referencias ganaderas, y el culto a la naturaleza, del que Covadonga es una representación inequívoca, confirman sus raíces.

Ya en nuestra época, y desde el último tercio del siglo XIX, el excursionismo “alpino” incurre en la región. Miembros de aquellos “clubs” recién creados en Francia e Inglaterra, comenzaron a visitar y a topografiar las principales cotas de esta geografía, y una intensa actividad minera, que contaba ya con antecedentes prerromanos, sucedía a aquellos estudios prolongándose durante buena parte del siglo XX.

Los poblados mineros que se alzaron entonces en torno a Los Lagos coexistían con majadas intensamente habitadas en las que los pastores permanecían de mayo a octubre, cuajando quesos de gamonéu en las artesas de siempre.

Abajo, un tranvía de vapor transportaba desde Covadonga hasta Arriondas el hierro o el manganeso que se bajaba por cable de Los Lagos.

Pero aquellos geógrafos, excursionistas e ingenieros del siglo XIX, los trabajadores mineros y casi todos los pastores, durante estas últimas décadas, fueron sustituidos por un público masivo, urgente y consumidor de paisaje. Ahora, en muchos foros se añora la visita de calidad y las imágenes de entonces, pero se emplea confusamente el concepto, confundiéndolo con la capacidad de desembolso, pues quizá debiera entenderse por visitantes de calidad a quienes no escatiman tiempo, sensibilidad y conocimiento a este paisaje.

G.B.

CANGAS DE ONÍS


  1. Oficina de turismo:


Información general de la comarca, maqueta y una cuidada exposición de su patrimonio.


Invierno: lunes a sábado, de 10 a 14 y 16 a 19; y domingos, de 10 a 14

Verano: todos los días, de10 a 21 horas


Teléfono y fax:   985 848 005

VISITAR LOS LAGOS


Preferiblemente fuera de los días de máxima concentración de visitantes (Semana Santa, julio y agosto), durante los que hay que utilizar obligatoriamente el servicio de autobus, puede subirse en coche hasta Los Lagos, a través de los 11 km de carretera que unen Covadonga y el aparcamiento de Buferrera, a 1.000 metros de altitud entre ambos.

________________________


Distancia desde Covadonga:  11 km. de subida

Distancia desde Cangas de Onís: 22 km.

Lago Ercina, a 1.100 m. de altitud, con  el macizo de las “Peñasantas” al fondo.

Fotografía de Fernando Saura

Lago de Bricial (sólo en inverneras) Fot: P. Carrio

Vega y entorno de Enol Foto: P. Carrio

PARQUE NACIONAL DE

LOS PICOS DE EUROPA


  1. Centro de recepción de visitantes “Pedro Pidal”, en Los Lagos


Muestra didáctica del patrimonio natural y cultural del Parque Nacional y del entorno de Los Lagos: proyección de audiovisuales, diaporama, exposiciones permanentes, venta de publicaciones, maqueta-audiovisual del Parque Nacional, arboreto con especies autóctonas y museo de la minería.


Horario: de 10 a 18 h., y desde el 16 de marzo al 10 de diciembre.

__________

  1. Centro de Recepción de Visitantes "Casa Dago", en Cangas de Onís

Información sobre rutas guiadas gratuitas, y de carácter general, sobre el Parque Nacional.

Maqueta de Los Picos de Europa

Teléfono:    985 848 614